5 min de lectura

Reseña: La Redención

1

José Villalba (Juan Carlos Notari), un ex combatiente de la Guerra del Chaco que sufre de una enfermedad terminal, recibe la inesperada visita de una joven (Lali González) que busca alguna información sobre el paradero de su abuelo Pío Díaz (Sergio Cardozo), otro veterano de aquella guerra. El inesperado encuentro se convertirá en una búsqueda interna de los personajes a través del recuerdo, la fraternidad y la historia.

 ***

«La Redención» es el segundo largometraje del director ovetense Hérib Godoy. Una película bélica que retrata la vida de un grupo de soldados paraguayos durante la Guerra del Chaco y, que a partir de ese espacio temporal, realiza una interesante síntesis de los hechos políticos más influyentes ocurridos en el Paraguay del siglo XX. Sucesos que determinaran la vida de cada uno de los personajes a tráves de varias décadas.

La narración de la película se desarrolla en dos espacios temporales distintos, la antesala a la batalla de Nanawa y los primeros años de la transición democrática. Las dos épocas van unidas por el eje central de la historia: la búsqueda de Pío Díaz. Un personaje lleno de convicciones, leal y con ideas muy distintas a sus camaradas. La amistada forjada por Pío Díaz y José Villalba, dos personajes diametralmente opuestos, es una interesante representación de los sentimientos ideológicos y sociales que existían en Paraguay a comienzo de los años treinta y que confluyeron inevitablemente durante la contienda.

Hérib Godoy escapa del típico discurso nacionalista en que puede caer la propuesta para mostrarnos el lado humano de la guerra. «La Redención» se centra en las vivencias cotidianas de los soldados paraguayos, que se desarrolla entre paseos de rutina durante la noche, la construcciones de trincheras y  el intercambio de experiencias e ideas entre cada uno de los personajes, quienes provienen de distintas localidades del país y de diferentes estratos sociales. Un aspecto bien desarrollado que nos acerca a un retrato fiel de las diversas convicciones y creencias que existían en Paraguay en aquella época, que confluyeron en el aquél conflicto y que marcaría el rumbo socio político del país en las próximas décadas.

El tono anti-belicista de «La Redención» se puede percibir en la actitud de los personajes quiénes, más allá de sus circunstancias, se ven empujados ser parte de ese conflicto en donde el desconcierto y la incertidumbre son reflejadas en las charlas diarias del pelotón. Cada uno de ellos expresan gran parte el sentimiento social de aquellos días a través de sus experiencias. En este aspecto se destaca la situación dialéctica que genera el encuentro de los dos personajes principales de la película,  José Villalba y Pío Díaz, un contraste de ideas que queda enfatizado sutilmente a través del vestuario.

La época en que Marlene encuentra a José Villalba y pide su ayuda para buscar a su abuelo, tampoco escapa de la crítica social. La búsqueda se transforma en una road movie que comienza en la ciudad de Coronel Oviedo y va abarcando a otras localidades cercanas como Caaguazú, Campo 9 y San José. En cada uno de estos lugares se encuentran otros veteranos de guerra a quienes el conflicto ha dejado una profunda huella. En este sentido, es interesante el acercamiento del director para ahondar el aislamiento y la soledad al que se enfrentan estos veteranos.

Sin embargo, lo más destacado del film, más allá del tema que aborda, es la solidez de un reparto que no se deja caer en ningún momento. Las interpretaciones de los actores ovetenses, que se basan en un noventa por ciento en el uso del guaraní, demuestra la soltura y la frescura del actor paraguayo en ese lenguaje, que muchas veces se queda limitado por el uso del castellano. Un sello distintivo del cine de Hérib Godoy que ya había apostado a la naturalidad en los diálogos en su primer largometraje, «Latas Vacías». El papel de Jose Villalba, interpretado por Juan Carlos Notari, es otro punto a destacar en el film. Notari construye un personaje solitario, que bajo su afabilidad, esconde una historia trágica que lo ha llevado al hastío y el desinterés hasta la aparición de Marlene.

Técnicamente «La Redención» confirma el buen camino que está tomando el cine paraguayo en este sentido. Desde el tratamiento de sonido durante las silenciosas noches en las trincheras – se percibe hasta el sonido de los renacuajos-, pasando por la cuidada fotografía de Oscar Ayala Paciello, hasta la puntillosa ambientación en las escenas de combate. Todo se encuentra en su lugar y ayuda a complementar y darle ritomo a la narración de la historia.

«La Redención» es una interesante propuesta de cine anti-belicista hecho en Paraguay. Una película que en algunos momentos realiza una crítica interesante a las secuelas de la guerra y las oscuras consecuencias del nacionalismo en un país que ha sido golpeado por las instituciones militares durante décadas, pero que por sobretodo es un humilde tributo a miles de hombres que han quedado injustamente en el olvido. Una pedazo de historia que necesita ser re-significada lejos de los fanatismos.

bY1_9k5nfz4